Resultados y Lecciones Aprendidas

Los resultados alcanzados indicaron que de mantenerse la trayectoria actual de las emisiones globales de gases de efecto invernadero, hacia mediados del siglo XXI el aumento de la temperatura superficial y los cambios del plancton superarían el rango de sus oscilaciones propias de la variabilidad climática actual, afectando a largo plazo la dinámica y la productividad del mar peruano. Estos estudios deben complementarse usando diferentes modelos globales del clima y estrategias de reducción de escala para precisar el rango de posibilidades de la evolución futura.
Si bien los modelos empleados también predicen una reducción significativa de la biomasa de la anchoveta hacia mediados del siglo XXI, es necesario incorporar más factores en el proceso de modelamiento, tales como los cambios en la concentración de oxígeno, la incorporación de otras especies y las características bioenergéticas, así como el efecto de la adaptación de la mortalidad por pesca al contexto futuro, en la medida que esta última incide en la resiliencia de la población. También se debe explorar la posibilidad de que alguna especie alternativa, con mejor capacidad de adaptación a las nuevas condiciones predominantes, pueda ocupar los nuevos nichos, como ha ocurrido en el pasado en periodos cálidos. Los estudios de vulnerabilidad sobre los recursos que fueron conducidos, si bien son un punto de partida valioso para estrategias de políticas y manejo a largo plazo, requieren también ser profundizados con la aplicación del modelamiento a nivel del ecosistema.

Figura 1. Sensibilidad relativa al cambio climático de 29 especies peruanas de importancia pesquera

Las pruebas de adaptación de las redes de cerco con los nuevos dispositivos selectores fueron efectivas en el mar. No obstante, el escalamiento de la aplicación de esta innovación (u otras en otros aparejos de pesca orientadas a mejorar la selectividad y reducir la captura incidental) requiere incentivarse con un acompañamiento para mejorar el acceso a los mercados. En tal sentido, programas como ‘A Comer Pescado’ u otras iniciativas con participación del sector privado pueden contribuir a mejorar el acceso del pescador artesanal a mercados diferenciados a cambio de la trazabilidad de la actividad de pesca, generando un círculo virtuoso que permita, de un lado, mejorar los ingresos de los pescadores artesanales, y por otro, reduzca la presión sobre el recurso.

Figura 2. Taller de capacitación a pescadores artesanales en Huacho.

La generación de propuestas de instrumentos de gestión orientadas a las zonas marino-costeras y otros estudios de vulnerabilidad socioeconómica y territorial en el proyecto han enriquecido el diagnóstico de la vulnerabilidad actual del sector de Pesca y Acuicultura, generando insumos valiosos tanto para la Estrategia de Adaptación al Cambio Climático del sector, como para la definición de las ‘contribuciones nacionalmente determinadas’ en adaptación al cambio climático en cuanto a pesca y acuicultura, a ser implementadas durante la próxima década.